Catalina

Realice un voluntariado de 3 semanas en Ghana. Me he llevado de estas tres semanas mucho más de lo que yo he podido dar. Me llevo el amor incondicional de los niños y otra visión completamente diferente y nueva del mundo. Gracias a la alegría y el amor de estos niños, ellos son alma pura, gracias a ellos puedo decir que veo la vida de otro color.

ÁNGEL

Menuda experiencia más fascinante desde el minuto uno. Desde alojarnos en templos budistas los  primeros dias en Katmandú hasta los habitantes y personal del centro de salud en la aldea de Nuwakot.

Genis y Adriadna en Gambia

Nuestra experiencia fue una pasada. hemos ayudádo a los profesores con las clases de inglés, incluso tuvimos que llevar alguna clase por exceso de alumnos, y nos sentimos realmente útiles y bien acompañados y valorados por los profesores. nuestre labor tambien consistía más en monitor porque las clases como tal ya habían casi terminado y organizamos una actividad diferente cada día: deporte, el campo, bailes…

Muchas gracias por la oportunidad.

Javier Fuentes (Padre de Amaia Fuentes)

Estimada Mar:

Como sabes, nuestras hijas ya han conseguido recuperar el equipaje. Queríamos escribiros estas letras de parte de mi familia y mía, para agradeceros el que hayáis estado pendientes de nosotros en todo momento, desde el instante en que os comunicamos que había percances en la salida del avión. Nos hemos sentido arropados tanto por tu parte como por parte de Kate en Mombasa.

Leire

La experiencia en Cusco fue única. Iba con un montón de ganas, y no me defraudó en absoluto. El resto de voluntarios que coincidió conmigo allí, creo que estaban igual de ilusionados que yo y puedo decir que hice buenos amigos. La vida en Perú es de otra manera, a otro ritmo, al que, creo, ¡que podría llegar a acostumbrarme!

Laila

Hoy he vuelto a casa después de una de las mejores experiencias de mi vida. Todo un mundo por descubrir y mucho del que aprender. Ha sido increíble compartir con estos niños la sencillez de la felicidad y el saber disfrutar del momento presente tan intensamente.

Jonathan

Hola, para todos los que queréis hacer un voluntariado autentico, quizás este sea uno de los más duros, pero de los más bonitos también. La gente que ha viajado a África, dice que tiene algo especial, ¡y es cierto! […] Vives el duro día a día con toda esa gente, pero a la vez te ves envuelto y rodeado de unas vistas y paisajes privilegiados.

Helga

Fue una experiencia de voluntariado muy bonita y enriquecedora. Aprendí muchísimo, conocí a gente increíble y la playa era maravillosa. Me gustó tanto que volveré el año que viene. Me animé a hacer un curso de manejo de fauna salvaje y silvestre. ¡Las tortuguitas son una pasada!

Sandra

Allí todo el mundo me habría la puerta de su casa, me hicieron sentir como uno más de ellos. Desde el primer día que empecé a trabajar como voluntaria en el hospital, tanto médicos como enfermeras me acogieron muy bien. Me llevaban luego con sus familias y hacían todo lo posible para que no me sintiera sola.

Gabriela

El Voluntariado de Tailandia, dentro del programa escuelas podría definirse con una sola palabra: increíble. Los tres meses que ha durado este voluntariado en Chiang Rai han sido una experiencia más que positiva en la que he podido ayudar a niños de escuelas locales a aprender inglés.