info@voluntariosenelmundo.com
VOLUNTARIOS EN EL MUNDO
x

VOLUNTARIO EN AFRICA

Para ser voluntario en África basta con el deseo de ayudar. Un voluntario debe plantearse si sus conocimientos y aptitudes son útiles en el lugar de su destino y si le será posible hacer efectiva su tarea. En el trabajo voluntario en África, esto es esencial, pues se ponen en marcha planes de largo alcance, el contexto es especialmente susceptible y se utilizan recursos muy valiosos. Ese convencimiento del voluntario en África es también fundamental para lograr el objetivo de cada persona que ofrece su ayuda, que es llevar a la práctica el cambio necesario de la mejor forma posible.

El voluntario en África que participa en cualquier país africano está participando activa y positivamente en la solución de innumerables contextos problemáticos que requieren de acciones comprensivas y solidarias que tiendan a una mejora en las condiciones de vida de tal o cual determinado sector poblacional. Es de esta forma que el voluntario en África dedica su especial atención a la asistencia social en donde el apoyo a la enseñanza se convierte en algo vital, así como una atención personalizada en todo lo que se refiera a la salud grupal e individual de los miembros del sector implicado.

 

En los preceptos que llevan adelante los voluntarios en África se destacan su interés en una mejor formación educativa que redundará en una evidente mejora en las condiciones de vida de los beneficiarios de la ayuda. Es de resaltar la atención que le es prestada a aquellos sectores de la población  donde los menores de edad se encuentran en situación de riesgo por pasar la mayor parte del día en la calle, sin atención ni guía de ningún adulto que se preocupe por los comportamientos que puedan derivar de ese estado.

 

El trabajo que enaltece al voluntario en África es su concepto de cooperación internacional que lo transforma en una invalorable herramienta de buena voluntad y unión entre los pueblos. El compromiso en estas circunstancias y la actitud de exposición pacífica de los móviles que lleva adelante abren nuevos horizontes para un desarrollo socioeconómico sostenible en zonas que requieren una atención individualizada.

Son los comportamientos de los grupos de voluntarios en África que mantienen una ayuda sostenida y que ofrecen un apoyo substancial los que hacen de la tarea del voluntariado algo único y especial. Una actividad que no conoce de fronteras y en la que se destaca especialmente la amistad y la entrega en pos de una mejora social que no puede esperar a soluciones políticas nacionales, las cuales generalmente se enfocan hacia otro tipo de prioridades dejando relegadas situaciones regionales de riesgo social.