info@voluntariosenelmundo.com
Voluntarios por el Mundo
x

QUIERO SER VOLUNTARIO

Quien se haya dicho a sí mismo “quiero ser voluntario”, debe plantearse dar un paso más hacia la consecución de esa meta altruista y, antes de buscar un destino, leer algo de información sobre el compromiso que le corresponde a cada persona en este tipo de tarea. 
La primera premisa que debe cumplir un voluntario es su convencimiento de poder dedicar parte de su tiempo, en un trabajo no remunerado, a servir a una comunidad o a su medio ambiente, sin ningún tipo de condicionamientos y por su propia y libre decisión.

Existen diferentes tipos de motivaciones que pueden haberte llevado a pensar “quiero ser voluntario”, pero debes entender cabalmente que dedicarás tu tiempo y esfuerzo a una actividad que es totalmente diferente a un trabajo regular. Fundamentalmente el trabajo voluntario debe ser absolutamente desinteresado, es decir, el voluntario no percibe ninguna gratificación por la ayuda que va a prestar, pero esto no quiere decir que no perciba un beneficio. Ser voluntario tiene una paga no monetaria incuantificable que sólo puede valorar en su justa medida cada cual.

Otra condición que debe cumplir un voluntario es estar bien intencionado, buscar un cambio en la situación de una o varias personas, de la sociedad o del mundo, y de esa forma perseguir un fin y un objetivo positivo, considerando según un profundo análisis en qué sitios o tareas puede ser útil, teniendo al mismo tiempo conocimiento del consentimiento  de la comunidad o del sitio donde va a prestar sus servicios.

¿Por qué quiero ser voluntario?

Plantéate seriamente esta pregunta: ¿por qué quiero ser voluntario? 
La respuesta a esta pregunta te dará la pauta de si realmente estás listo para el voluntariado. El trabajo voluntario debe tener la cualidad de ser una tarea justificada y debe responder a la necesidad real del beneficiario de la ayuda. La tarea del voluntario no es un pasatiempo, no puede jamás ser considerada como un entretenimiento.
El espíritu de servicio debe prevalecer en ti y debes tener un deseo sincero de ayudar.

No es suficiente el deseo y la comprensión de determinadas situaciones sociales para considerarse un verdadero voluntario, porque además deberás ser responsable, coherente y constante en las tareas asignadas, para que tu aporte sea de utilidad.
voluntariado
Si te sientes identificado con estos nobles objetivos, puedes dar un paso más allá del simple planteamiento: “quiero ser voluntario”. Tú puedes llegar a hacer un gran trabajo de voluntariado y tu ayuda podrá generar cambios muy importantes.